Kebab en Berlín: un clásico

Kebab en Berlín: un clásico

El kebab es también un producto "made in Germany". Sí, el kebab en su concepción actual de comida rápida se creó en el oeste de Berlín en 1972 por Kadir Nurman, un inmigrante turco que murió a sus 80 años el pasado 24 de octubre. Aunque no patentó su idea, la Asociación de productores de Döner reconocieron su contribución en 2011 y en una entrevista para la revista alemana Frankfurter Rundschau, el creador del Kebab declaró que estaba feliz porque millones de personas de todo el mundo comieran la comida rápida que había inventado y que miles de turcos pudieran ganarse la vida vendiéndolos. 

Y es que el negocio del döner kebab ha pasado de ser una comida para los obreros turcos alemanes a considerarse uno de los platos típicos del país germano y facturar unos 3.500 millones de euros al año sólo en Alemania. Su módico precio (unos 3.5€), su carga calórica (una media de 1000 calorías), sucomodidad para comértelo incluso andando y la unión de carne y verdurasconvierten al döner kebab en el plato perfecto para los estresantes tiempos actuales. 

En la capital alemana, comerte un kebab es una obligación y es que la oferta es inmensa y los precios muy competitivos (max. 3.5€ por döner), por ello te dejamos 5 lugares donde el sabor de estos "bocadillos turcos" no te defraudarán:

  1. Sin duda, Mustafas Gemuse Kebab y sus colas de mínimo una hora es mítico e imprescindible si lo que te apetece es probar "el mejor" döner de Berlín. [Mehringdamm 32, 10961 Berlín (Kreuzberg)]
  2. Si no tienes tiempo para hacer colas entre turistas en el Mustafas, Imren es una opción muy recomendable, con una mayor variedad de comida turca. [Boppstr. 10, Berlín (Kreuzberg) ]
  3. Si te apetece salir de Kreuzberg y adentrarte en otro barrio de Berlín, en Schöneberg también se encuentra el hospitalario Rüya Gemüse Kebab. [Hauptstrasse 133, Berlín (Schöneberg)]
  4. Uno de los kebabs legendarios de Berlín es el Hasir, en el pleno corazón de Kreuzberg. Hoy en día se ha convertido en una franquicia con varios establecimientos por toda la ciudad, pero no por esto lo tienes que juzgar como poco auténtico, porque lo sigue siendo. Aunque también con precios más caros que la media berlinesa. [Adalbertstrasse 10, Berlín (Kreuzberg)]
  5. En Neuköln, el barrio de moda en Berlín, Al-Andalos es una excusa perfecta para acercarte hasta allí y probar sus kebabs con un toque de la cocina libanesa y del mejor falafel. [Sonnenallee 40, Berlín (Neuköln) ]

Fuente: esquire.es